La Ideología de Género, sus Peligros y Alcances

Descargar el documento: (PDF) LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES / Autor: Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal Peruana / 1998.

 

RESEÑA

… ¿Ideología de qué?
José Carlos de Astete Ortiz de Orué

Bueno, el tema no es fácil de explicar en una sociedad como la nuestra, aún en vías de desarrollo, en donde aparentemente hay problemas más importantes por solucionar: como los derechos laborales, los niños y adolescentes abandonados, la calidad de la educación, la corrupción, etc.

Pero, aun así, nos daremos un tiempo para pensar en la IDEOLOGIA DE GENERO que trae el feminismo radical, la cual pretende modificar el orden de cosas natural por otro de carácter antojadizo, sujeto al capricho de un razonamiento alucinante y motivado por un supuesto patriarcado del cual es víctima la mujer; patriarcado que sería necesario abolir, inclusive a costa de la muerte de la familia -que es su verdadera intención- llevando a cabo una artera estrategia bajo el sugerente título de “desconstrucción de la familia”.

La desconstrucción de la familia es un ataque más a la religión, a la tradición y a los valores culturales de nuestros pueblos, que las corrientes feministas de género de Canadá, EE.UU., y de otros países europeos quieren promover en sus propios países y en los países en desarrollo como el Perú.

Genero x Sexo

Reemplacemos por un momento la palabra Sexo por Género. A muchos les parecerá de igual significado; sin embargo veremos que podrán apreciarse cambios muy importantes.

Sexo constituye la diferencia que los órganos sexuales dan a cada individuo, -constituyéndolos en varón y mujer- diferencias de orden natural y divino, que proporcionan un orden en la sociedad para la realización de la reproducción de la especie, la constitución de la familia, etc.

Género es otro término que diferencia también al varón y a la mujer respectivamente, con la denominación masculino y femenino, no sólo limitado al órgano sexual que cada individuo posee, sino sumado a este, el desarrollo de la personalidad que, como consecuencia de la división sexual, desempeña en la sociedad.

Las diferencias anatómicas, sexuales y hasta psicológicas, que existen entre un animal macho y hembra de una misma especie, se dan como parte de un equilibrio de orden superior y como complemento natural.

¿Pero dónde surge el problema?

Surge con el razonamiento deforme de querer pretender generar ideas traídas de los cabellos buscando un intercambio brusco en este orden.

La identidad sexual, para los ideólogos de género, puede “desconstruirse” y la masculinidad y femineidad son apenas roles de géneros construidos socialmente, pudiendo incluso intercambiarse. Es claro que así, se diluye la diferencia entre los sexos, como algo convencionalmente atribuido por la sociedad.

Ya que físicamente esto es imposible, se pretende cambiar psicológicamente el orden natural de las cosas, permitiendo así que “X” de sexo masculino pueda desarrollar el género femenino a su antojo, y que “Y” de sexo femenino pueda desarrollar el género masculino de igual forma.

Feministas radicales, como las canadienses, afirman la existencia de cinco géneros: el varón heterosexual, el varón homosexual, la mujer heterosexual, la mujer homosexual, y los bisexuales. Otros más radicales aún, sostienen que los géneros no se limitan a los mencionados, si no que pueden ser infinitos…

Ataque a la Familia

Pero las feministas van más allá y sostienen que debe haber un cambio sustancial en la sociedad, a fin de que esta sea más “tolerante” y dé libertad a sus miembros para que escojan el género que les plazca. Y, claro, la familia como la conocemos, no sólo no cabe en este modelo de sociedad, sino que es un poderoso obstáculo para poder alcanzarla.

Este intercambio de “roles”, lejos de producir un bienestar en la sociedad, sólo produce caos y problemas donde no debería haberlos, creando así una confusión del género que debe desempeñar -y para el cual son aptos- la mujer y el varón en una sociedad.

Lo único que generan estas supuestas nuevas formas de familia es confusión en sus integrantes, y desamparo entre los mismos. Cuando una familia está compuesta por madre, padre, hijos, primos, tíos y abuelos, donde prima la caridad fraterna, los problemas (de cualquier orden que sean) se superan de manera conjunta y solidaria.

Para eso sirve una familia, no para constituirla de manera antojadiza y antinatural, formando una nueva generación con carencias psicológicas de orden afectivo, por la ausencia de un verdadero padre o de una verdadera madre, indispensables en la formación de todo ser humano.

About these ads

1 Comentario »

  1. paula agudelo Said:

    un articulo que te permite, recrear tu mente hacia otros horizontes, donde el sexo, no radicaliza una diferencia de genero………..de actividades y cosas simples como un color.


{ RSS feed for comments on this post}

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: